Conmemoramos el 28S con una mirada histórica

28S Acción Global por un aborto legal y seguro: nuestra historia reciente.

Imagen: Ágora Violeta.

Federación Mujeres Jóvenes conmemora este 28 de septiembre Día Internacional por los derechos sexuales y reproductivos y el día de Acción Global por la despenalización del aborto, desde una mirada histórica. Desde 1985 que se aprobó la primera ley del aborto en España, denominada como Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), pasando por 2010 cuando se aprobó la ley de plazos, que nos lleva hasta hoy estando en vigor, han sido muchos los acontecimientos sociales tras el movimiento feminista que han defendido nuestros derechos sexuales y reproductivos y entre ellos el más importante: nuestro derecho a abortar.

 

La Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo es la que nos marca los hitos logrados en España, y es por ello, por estos 10 años, toda una década, la que nos hace que reflexionemos sobre algunos acontecimientos que han ocurrido desde entonces donde no se puede dar por establecido ningún derecho conseguido ya que, en cualquier momento podemos perderlos. Ya nos lo dijo Simone de Beauvoir “No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, debéis permanecer vigilantes toda vuestra vida”.

 

El Pacto entre mujeres por los Derechos Sexuales y Reproductivos y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, fue firmado para que se garantizara los derechos de las mujeres y fue promovido por diversas plataformas y asociaciones de mujeres, participando más de 150 organizaciones. Se trata de defender la libertad, la igualdad y el derecho a decidir sobre nuestra maternidad, ya que nadie puede decirnos cómo y cuándo ser madres y que además se nos permita interrumpir nuestros embarazos y ser atendidas en el sistema público.

 

Durante esta última década muchas han sido las vueltas que ha dado la parte política más conservadora intentando cambiar la ley del aborto y que en su momento incluso acabó con la dimisión del Ministro al cargo. La semana 14 de “no nacido”, denominada así por un sector, y la semana 14 de ”gestación”, según otro sector, provocó enormes enfrentamientos entre los diferentes partidos políticos, presentando reformas a la Ley en el mismo año 2010 y, posteriormente, en el 2013. Se trataba de eliminar la opción de abortar libremente en las primeras semanas de gestación e incluso proponía medidas más restrictivas a ley de 1985. En el año 2014, ante la falta de apoyo del propio gobierno y la presión del movimiento feminista, el Ministro dimite de su cargo y en el 2015 el gobierno conservador presentó una reforma que todavía está vigente, consistente en que las menores de 16 y 17 años que quieran abortar, necesitarán el consentimiento paterno para ello, no mencionándose en ningún momento el consentimiento materno. En el año 2019 continúa, en algunos espacios políticos, sin mucho éxito, el debate entre la ley de supuestos y la ley de plazos.

 

Durante este año 2020 nos encontramos con una pandemia mundial por la COVID-19 que hace que gobiernos de 59 países realicen una declaración conjunta sobre la protección de la salud y los derechos sexuales y reproductivos y la promoción de la perspectiva de género durante esta crisis; pero también ONG´s mundiales denuncian la falta de atención a mujeres embarazadas o con problemas de salud sexual que no han sido atendidas correctamente. Mujeres que han quedado excluidas de los servicios de salud sexual y reproductiva, mujeres con embarazos de riesgo que no han podido ser atendidas de forma adecuada, mujeres que no han podido acceder a los métodos anticonceptivos, mujeres embarazadas y que han sufrido embarazos de riesgo, mujeres que necesitan abortar porque entraña un peligro para su salud y no han podido hacerlo, mujeres a las que se les vulnera sus derechos. Unos derechos que son humanos, derechos que son reproductivos, derechos que son sexuales y que se han visto completamente amenazados y vulnerados.

 

Ahora bien, si nos preguntamos ¿cómo ha podido el movimiento feminista hacer frente a todo esto? veremos que, paralelamente a los momentos históricos que se han mencionado en estos últimos 10 años, son varios los momentos importantes que han tenido las entidades y organizaciones sociales y feministas que han revindicado los derechos sexuales y reproductivos y el derecho a abortar, que han salido a la calle, que se han manifestado y que han gritado porque “nadie pueda decidir por nosotras”. Desde FMJ, destacamos los más significativos por su repercusión a nivel social:

  • En 2014, el Tren de la Libertad, como movimiento social feminista en defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y contra la reforma de la ley del aborto, que finaliza con una manifestación en la que se solicita la retirada del anteproyecto de ley. Surge desde un grupo de mujeres feministas asturianas y se convierte en la mayor manifestación feminista habida en España hasta ese momento.
  • La Marea Verde en Argentina fundamentalmente, pero que llega a toda América Latina, reivindicando el aborto como un paso para alcanzar la igualdad, para decidir libremente y de forma voluntaria, para que la interrupción voluntaria del embarazo sea una cuestión de derechos humanos y de salud pública. Esto podría ser el paso clave para que Argentina se convierta en el quinto país de América Latina en reconocer el aborto libre.
  • Manifestaciones y marchas realizadas desde 2014 hasta 2019 para luchar y denunciar sobre derechos sexuales y derechos reproductivos como violencias, violaciones y abusos.
  • Y en 2020, nos encontramos con un momento complicado, delicado y que lo que antes podría parecer fácil ahora se está convirtiendo en algo complejo, porque muchos derechos conseguidos para permitir que la mujer pueda abortar, se están viendo vulnerados debido a que existen otras prioridades sanitarias: sin ir más lejos esto han dicho en Polonia “Ahora es momento de combatir el virus y no el derecho a elegir”.

 

Las mujeres sabemos que somos nosotras las que tenemos que decidir qué hacer con nuestros cuerpos y es por ello por lo que nos unimos para dar visibilidad a este derecho que representa la libertad que tenemos sobre nuestros cuerpos, sobre cómo decidir sobre ellos y cómo conseguir que la sociedad se involucre en esta defensa. Sabemos que mucho de lo conseguido tiene que ver con lo valiente que han sido las mujeres de diferentes generaciones, nuestras abuelas, madres y ahora nosotras, las mujeres jóvenes, que queremos decidir y ser libres, ¡porque son nuestros cuerpos, nuestras elecciones y nuestras libertades!

 

Fuentes consultadas:

  • Pacto entre mujeres por los Derechos Sexuales y Reproductivos y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo: https://www.psoe.es/actualidad/noticias-actualidad/el-psoe-firma-el-pacto-entre-mujeres-por-los-derechos-sexuales-y-reproductivos-y-de-la-interrupcion-voluntaria-del-embarazo–98978/
  • RTVE (2015) «Las leyes del aborto en España: de la ley de supuestos de 1985 a la de plazos de 2010»:  https://www.rtve.es/noticias/20150218/leyes-del-aborto-espana-ley-supuestos-1985-plazos-2010/828240.shtml
  • Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (2020) «Declaración sobre salud y perspectiva de género». Disponible en: http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/SalaDePrensa/ElMinisterioInforma/Paginas/Noticias/20200506_MINISTERIO3.aspx