Datos muy impactantes y preocupantes

El pasado jueves se publicó la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019, realizada por la Delegación del Gobierno con el objetivo de luchar contra la Violencia de Género. Con una muestra de 9.568 mujeres, esta macroencuesta recoge datos sobre las violencias física, sexual, psicológica o económica, entre otras, que sufrimos las mujeres.

Se trata de un trabajo importante y riguroso que nos ayuda a entender y visibilizar el impacto real de las violencias que sufrimos y que además, como novedad en esta edición, visibiliza violencias que sufrimos las mujeres fuera de la pareja o ex pareja y violencias que ya estaban reconocidas por el Convenio de Estambul, como la violencia sexual, de la que apenas había datos.

Desde Federación Mujeres Jóvenes queremos remarcar que los datos no son nada esperanzadores. Como mujeres jóvenes feministas estamos preocupadas e impactadas por las cifras.

1 de cada 2 mujeres en España sufre o ha sufrido violencia a lo largo de su vida.

Los datos de las mujeres jóvenes son incluso peores. El 71% de las mujeres jóvenes de entre 16 y 24 años de nuestro país han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas, el 60,5% han sufrido acoso sexual y el 11% han sufrido violencia sexual.

Son cifras abrumadoras. Sin embargo, lejos de desalentarnos, nos motivan a, desde Federación Mujeres, seguir luchando y trabajando para poder ser libres y vivir sin miedo.

Otro de los aspectos importantes que la macroencuesta pone de manifiesto es que los recursos con los que actualmente contamos las mujeres no están siendo eficientes. Es necesario y urgente implementar políticas públicas feministas que mejoren el acceso a los recursos y que además esos recursos se trabajen desde la perspectiva de género. Queremos espacios seguros y feministas para las denuncias, acompañamiento y recursos para las mujeres y formación específica para las y los profesionales que atienden a las mujeres.

Debemos dotar al sistema educativo de recursos y programas especializados en educación sexual para conseguir una verdadera coeducación. Trabajando en la prevención conseguiremos una sociedad más igualitaria y feminista.

Vivir una vida libre de violencia es una cuestión de derechos humanos, no podemos permitir que esto siga pasando. Queremos vivir libres, queremos vivir sin miedo, poder disfrutar de nuestra sexualidad y tener espacios seguros.

¡Seguiremos trabajando incansablemente por una vida libre de violencia machista para todas las mujeres!

En redes sociales hemos destacado los datos de las mujeres jóvenes a través de una campaña que puedes conocer y compartir en este enlace.